De las aguas residuales al agua limpia

El reciclaje de plástico tradicional requiere una gran cantidad de agua y genera un alto volumen de aguas residuales. De nuevo HydroDyn® Systems está respondiendo al reto con tecnologías pioneras, rentables y ecológicamente sostenibles. En un ciclo de limpieza cerrado, los diferentes flujos de agua se depuran de forma continuada.

El núcleo del sistema de tratamiento de agua consta de unidades de filtración y de una unidad de flotación de dos fases que libera confiablemente el agua de proceso de las impurezas más finas.

Cada unidad de depuración está adaptada a su aplicación específica. Por ejemplo, cuando hay una gran cantidad de contaminación, se utiliza un separador de láminas con eficiencia energética. La dosificación óptima de los agentes de fraccionamiento y floculación también es parte integrante del sistema. Estos agentes favorecen la formación, segregación y desnaturalización de aglomeraciones de los contaminantes sólidos en suspensión. Las ventajas: Importante reducción del consumo de agua y de los costes, junto con una importante protección del medio ambiente.